Cirugía de la Obesidad

La obesidad es un problema en aumento, a cualquier edad, y en ambos sexos. No es sólo una cuestión de imagen: el sobrepeso y la obesidad acortan la esperanza de vida y se asocian a enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la infertilidad y otras muchas, al igual que aumenta el riesgo cardiovascular.

Sin embargo, adelgazar no es fácil y muchas de las dietas fracasan. Se hacen necesarias pues ayudas para conseguir los objetivos de pérdida mantenida de peso.

En este contexto es donde nace la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad de HM San Francisco.

obesidad cirugía

Técnicas para el Tratamiento Endoscópico de la Obesidad

Balón Intragástrico

El Balón Intragástrico (BIG), es un dispositivo esférico colocado en el estómago para que ocupe parte de su espacio y, de este modo, ayude a hacer dieta y a adelgazar. Se introduce con el paciente dormido, mediante una endoscopia a través de la boca, por lo que se carece de puntos y cicatrices. Una vez que está en el lugar preciso, se hincha y queda en flotación libre durante siete meses, cuando se retira. En este tiempo, el paciente tiene una sensación de saciedad precoz y menos hambre, de manera que ingiere menos comida y pierde peso. Una de sus principales ventajas es que no precisa cirugía y el procedimiento para su implantación es rápido y seguro, sin precisar ingreso hospitalario más allá de las horas que rodean a su colocación.


Reducción de estómago por Método POSE

El POSE es un novedoso tratamiento que representa la opción quirúrgica menos invasiva y más segura para tratar la obesidad. La intervención se realiza por vía endoscópica, sin incisiones, y consiste en realizar una serie de pliegues en el estómago para reducir su capacidad. Así, la capacidad del estómago queda limitada y el paciente presenta una gran saciedad ingiriendo una pequeña cantidad de alimentos.

Al ser un procedimiento sin incisiones, ofrece importantes ventajas frente al resto de cirugías:

  • Menos dolor.
  • Disminución del riesgo de infección.
  • Ausencia de cicatrices externas.
  • Recuperación más rápida.
  • Estancias hospitalarias más cortas o en régimen ambulatorio.


Más Información: www.obesidaddelacruz.com/es/


To Top